Entrenamiento profesional para escribir cuento y novela

Ver estadisticas de su banner
Inicio :: Portal de Cultura

Publicite AQUI


ARTE EN ARTNOVELA
Compra el cuadro que prefieras
. IMPURA
. INFORMACION
. RETRATOS
. SERIE SELFIE
. SERIE CALLATE
. PAISAJES
. SERIE CUT OUT
. SERIE MELTED CROWD
. COMO EL AGUA
. SERIE STILL LIFE
. ABSTRACTOS



Mi cuenta

 Mi Cuenta

---------------------

Ingresar

 Ingresar
a su cuenta


Hola Invitado
Usuario

Contraseña



. Regístrese Aquí Gratis


. ¿Perdió su clave?




Call Center
Despejá tu duda


Horario: Lunes a viernes de 10:00 a 20:00 hora Argentina.



¿Qué queres hacer?
· Home
· Bajar libro gratis
· Buscar en Artnovela
· Foro de discusión
· Lista de miembros
· Publica tu texto
· Recomiéndanos
· Avant Go
· Boletin
· Catalogo de libros gratis
· Cumpleaños
· Encuestas
· Escríbanos
· Escribe una Reseña
· Estadisticas
· FAQ
· Libreria
· Listado de Temas
· Lo mejor en Artnovela
· Mensajes Privados
· Monografías
· Publique su libro
· Recomendar librería
· Recomendar libro
· Secciones
· SPChat
· Tu Cuenta

Chatear online
Nombre de la salaen línea
El Bar1
Libromaníacos0
Privada Sala de Ayuda Genera0

[ SPChat ]


Discusión y creación

5 Últimos
textos publicados


· Las aventuras de la China Airon
1726 Lects., 0 Resptas.
· Avance de “la derecha” en todo el mundo.
435 Lects., 1 Resptas.
· Mini Historias de la Pandemia
530 Lects., 2 Resptas.
· Yo me vi una genial en Acorn
564 Lects., 1 Resptas.
· Policial Inglés
506 Lects., 4 Resptas.

[ Leer más ]


Mi YouTube


Ver todo el canal


Recomendado hoy:





Categorías al azar

Historia
[ Historia ]

·Tango Suite I


Escribe en esta categoría. Pincha aquí.

Reseñas de libros
· VASELINA
· El mar que nos trajo de Griselda Gambaro
· Mantra, de Rodrigo Fresán
· El Código Da Vinci, Dan Brown
· EL PRIMER CLON
· Arpas Eternas
· Una mujer en su Jardín / A Woman in her Garden
· Los hermanos Karamazov - Fiodor Dostoievski
· E. M. FOSTER / LA MANSIÓN
· Érase una Vez, de Jean Pierre Vernant


Escribe acerca
de un libro aquí:


Libros más descargados
· 1: Borges: Selección de poemas y cuentos
· 2: El nombre de la rosa
· 3: La tarjeta postal, de Sócrates a Freud y más allá
· 4: Así hablaba Zaratustra
· 5: La genealogía de la moral
· 6: La casa de los espíritus
· 7: El hobbit
· 8: El señor de los anillos I
· 9: El beso de la mujer araña
· 10: El anticristo

Total Hits
Hemos recibido
37485867
impresiones desde FEBRERO 2002

Secciones especiales
· Entrevista a Graciela Scarlatto. Todo sobre su novela Vaselina. Un viaje de ida.
· Denise Levertov
El poeta en el mundo
Traducción de Graciela Scarlatto

· BLADE RUNNER: LA NO MIRADA DEL ZAPPING Y EL ZOOM OUT COMO DESAFÍO
· Los siete puentes. Por Yukio Mishima.
· Voces narrativas, discursos e intercambio en "Tú, la oscuridad". Por Ana M. Quiroga
· Acerca de El fin, de Jorge Luis Borges. Por Ana Quiroga
· Boleto a la lectura: la poesía en los años 90 en Argentina, por Graciela Scarlatto
· Los asesinos, por Ernest Hemingway
· Entrevista con el filósofo argentino Enrique Marí
· Entrevista con Hans-Georg Gadamer: El último filósofo
· Entrevista con Fernando Savater
· Entrevista con Paul Auster
· Entrevista a Abelardo Castillo
· Fernando Krichmar. La insurgencia mediática.
· Entrevista a Bioy Casares

Más en secciones especiales

Encuestas

Te gusta Artnovela?


Muchísimo. Ofrece mucho contenido
Mucho
Poquito
Nada



Resultados
Encuestas

votos 51
Para dejar un comentario en esta encuesta, entrá en Resultados y presioná el botón Dejar Comentario


EDITORIAL

NUESTRAS COLECCIONES

Conozca nuestro
proyecto editorial

AUTORES y AGENTES

Proponer originales
o capreta de autor

ARTE & PARTE
Narradores, poetas, ensayistas.

¿Cómo publico mi libro?

OBTENER MÁS
INFORMACIÓN


Descargue desde aquí un archivo con toda la información para publicar su libro en Artnovela.



SERVICIOS

. Publicar mi libro
. Edición: cotizaciones
. Corrección de textos
. Informe literiario
. Boletín semanal
. FORO


CONTENIDOS

. Monografías
. Reseñas
. Comunidad


BIBLIOTECA

. Ingresar
. Búsquedas
. Ver catálogo
. Herramientas


WEBMASTERS

Publicita
en Artnovela

. Banners



Ponga su anuncio aquí

 | Publicar Gratis |  |  |  Ayuda al cliente  |  MI CUENTA |  Ver carrito  |

 



¿Ya leyó el libro
El grito? Contenido: Este libro ya no se imprime a demanda. Está descatalogado porque su contrato ha vencido. [...LEER MÁS / COMPRAR ]
Narrativa: cuentos: EL VIAJE SIN RETORNO
Enviado el Tuesday, 02 April a las 02:09:04 por God

Cuentos, Relatos, Literatura Diago escribió "La tormenta arreciaba. El auto se desplazaba a escasa velocidad por lo pantanoso del terreno. El hombre sudaba bajo su sobretodo gris a pesar de la escasa temperatura. El miedo carcomía sus entrañas. El sólo pensar en quedar varado por esos parajes, hacia latir su corazón alocadamente. Muchas habían sido las historias con respecto al viejo cementerio de Larson.

Estas historias machacaban su mente, a pesar que en su momento las tomó como simples historias de viejos que intentaban asustar a los niños. Las decenas de relatos de ánimas en pena vagando en la inmensidad de la noche le erizaban la piel, obligándose a repetir en voz alta una y otra vez en que todo era una fantasía.
Unos potentes faros de otro vehículo detenido en medio del camino lo cegaron por un momento. Detuvo la marcha de su viejo Chevrolet y al minuto se recortó frente a su auto la figura de una persona que le hacia señas cruzando los brazos por sobre su cabeza. Se inquietó aún más, no entendía que podría estar pasando. La persona se acercó hacia él, llevaba un impermeable negro y gruesas botas de goma que se perdían bajo este. El hombre, de unos cincuenta años y de gran contextura física, le hizo un ademán al asustadizo conductor para que bajara la ventanilla. Este, al cabo de unos minutos de indecisión, respondió al pedido del extraño.

- ¡ Buenas noches ! - gritó el viejo desde afuera.
- ¡ Buenas noches ! . ¿ Qué es lo que pasa ? -
- ¡ No se puede seguir, amigo. La tormenta destruyó el puente que va a Larson ! - contestó el viejo
- ¿¡ No hay forma de pasar ! ? -
- ¡ Imposible amigo. Tendremos que esperar hasta mañana para poder cruzar con la balsa. De todos modos yo le aconsejo que nos siga en su auto, puede hacer noche en mi casa ! –

El hombre del Chevrolet maldijo una y mil veces, pero pensó que el ofrecimiento que le hacia el viejo era mejor a tener que pasar la noche en su vehículo. Por otro lado, intentar volver a la ciudad le resultaría imposible, ya sea por la falta de combustible, o por lo anegadizo del terreno. El viejo puso en marcha su camioneta y el hombre del Chevrolet viró ciento ochenta grados para poder seguirla. Anduvieron más o menos media hora, hasta que el vehículo que marcaba la huella tomó uno de los tantos caminos que salían de la ruta principal que une la ciudad con el pueblo de Larson. Allí recorrieron otros cuatro kilómetros más, hasta llegar a un paraje en el cual se divisaba una vieja y gigantesca casa de madera de aspecto siniestro.
La casona crujía desde sus cimientos, como si fuera un largo lamento producido por el tiempo imperante. Su construcción de madera databa desde. principios del siglo, y su sombrío aspecto conjugaba perfectamente con el lugar en el cual se eregía. Añosos y secos árboles circundaban el lugar, sujetando con sus retorcidas y quebradizas garras a la vieja casona.
El viejo descendió de la camioneta y ayudó a una anciana mujer a descender de ésta. La acompañó hasta la entrada de la casa, e inmediatamente volvió haciendo señas al hombre del Chevrolet para que descendiera del vehículo. Una vez adentro de la casa e instalados en el amplio comedor con leña ardiendo en el hogar, se dispusieron a presentarse formalmente:

- Me llamo Enrique González y mí señora María Juana de González - dijo el viejo
- Gusto en conocerlos señor y señora González, mi nombre es Rogelio Estrada, y realmente no sé como agradecerles esto -
- ¡ Oh, no es nada, amigo !. Por el contrario, estamos muy poco acostumbrados a tener huéspedes, y cuando se nos brinda la oportunidad de ser serviciales, ofrecemos lo poco que tenemos. Pero cuénteme, señor Estrada, ¿ a qué se dedica ? -
- Soy simplemente un empleado de un estudio jurídico, vivo en la ciudad, y casualmente me dirigía a Larson para asesorar a un cliente –
- Ya veo. Linda noche eligió para viajar –
- Si, lo que pasa es que quería culminar esto entes del fin semana, pues festejo un nuevo aniversario de casado y quería pasarlo junto con mi familia –
- La cena ya está lista - interrumpió la mujer
- Por favor amigo, pase por aquí - exclamó el viejo
Al rato..
- ...y como el decía, amigo, íbamos a una reunión cuando nos sorprendió la tormenta. Somos muy creyentes ¿ sabe ?, y una vez al mes nos juntarnos todos los habitantes de esta zona en una casa diferente, para alabar al señor que nos provee de lo indispensable para sobrevivir -
La velada transcurrió en comentarios diversos alumbrados por la luz mortecina surgida de un candelabro. Una vez finalizada la misma, el viejo González guió al huésped a través de un húmedo pasillo hacia una de las habitaciones desocupadas.

- Bueno, esta es amigo, no será lo que usted soñó, pero es preferible a tener que pasar la noche afuera - comentó el viejo
- Está bien Sr. González, en realidad esto parece ser muy confortable -
- Bueno, cualquier cosa que se le ofrezca, no dude en pedirla -
- No se preocupe. Gracias nuevamente y buenas noches -
- Buenas noches, amigo -

La habitación era amplia con piso y paredes de madera como toda la casa. Una gran alcoba ocupaba el centro, dos viejas sillas se hallaban en extremos opuestos, y un arruinado ropero se situaba justo al frente de la alcoba. La débil luz emitida por el candelabro de la habitación, dibujaba extrañas sombras en las paredes, sombras siniestras, sombras amenazantes.
Rogelio se acostó sin sacarse la ropa, cierta. desconfianza se reflejaba en su rostro. Apagó las velas del candelabro y quedó sumergido en cientos de pensamientos macabros. Los párpados pesaban una enormidad, hacía denodados esfuerzos por mantenerlos abiertos, y cuando estos se cerraban, se despertaba sobresaltado por algún trueno, mas el cansancio fue mayor que su miedo y quedó profundamente dormido.

Despertó a consecuencia de un fuerte golpe: en todo su cuerpo. Todo estaba oscuro, extrañamente escuchaba los truenos muy cercanos pero no divisaba luz alguna de los relámpagos. Intentó incorporarse, mas su sorpresa fue mayúscula cuando no pudo. Estaba como oprimido, apretujado, como si estuviera encerrado en algo muy pequeño.

- ¡ Oh, discúlpeme señor Estrada ! - dijo el viejo González - Es que a consecuencia de esta lluvia y el barro, se nos ha resbalado el... ataúd -
- ¿ ¡ El QUE ! ? - gritó presa del pánico Rogelio
- Mire, yo no quería asustarlo, es más, yo no quería que se enterase de nada, pero usted se ha despertado y no tengo otro remedio que decírselo en lo que usted va encerrado es un ataúd y...-
- ¡ Pero ustedes están locos, locos !. ¡ Por favor, sáquenme de aquí ! -
- Cálmese señor Estrada, no lo haga más difícil - decía el viejo mientras él y su mujer arrastraban el ataúd sobre el fango y en medio de la noche bajo una terrible tormenta.

Llegaron a un pequeño claro en medio del bosque de árboles muertos. Allí, cruces de todos los tamaños, añadían un matiz aún más funesto. Cruces de maderas y de .mármol se encontraban, algunas apuntando hacia el cielo, otras medias inclinadas y otras, las mas viejas, definitivamente caídas. Hacía varios años que aquel viejo cementerio había dejado de ser tal, para pasar a integrar parte de ese paisaje hasta que el tiempo se encargase de borrarlo para siempre.
Arrastraron el pesado ataúd hasta la orilla de un profundo agujero hecho en la tierra, con una vieja cruz de madera recostada sobre el montículo producto de la excavación, haciendo caso omiso a los gritos, insultos, llantos y golpes que profería Rogelio desde el interior del fúnebre cajón.

- Hemos llegado Sr. Estrada, lo hemos traído a su última morada. Aquí al fin podrá descansar en paz -
- ¡ Ustedes están locos, están a punto de cometer un asesinato ! -
- Sr. Rogelio, realmente no sabe nada. No se puede cometer un asesinato con alguien que ya está muerto. ¿ Entiende Rogelio ? - decía el viejo - Para que lo comprenda mejor, abriré el ataúd, no intente escapar pues no podrá hacerlo -
El viejo González abrió lentamente la tapa, mientras que la mujer sujetaba firmemente la cruz de madera frente al féretro. Inmediatamente Rogelio intentó incorporase, pero sólo logró sentarse, pues cuando vio la cruz, todo su cuerpo adquirió una rigidez cadavérica e inmediatamente comenzó a desmaterializse. Se encontraba completamente horrorizado por todo lo que estaba ocurriendo y aún más cuando leyó la inscripción de la cruz:
“ROGELIO ESTRADA, FALLECIO EL 15 DE ENERO DE 1956. SU SEÑORA Y SUS HIJOS LO RECORDARAN ...”
- ¡ NOO !. ¡Esto no puede ser !. ¡ Está todo preparado ! - gritó fuera de si Rogelio
- Sr. Rogelio, ¿ es qué todavía no comprende ? - Expresó la vieja con un dejo de amargura en su voz - Mírese, mire como esta cambiando. Usted ha muerto hace más de treinta años. Su tumba junto con otras cuatro fueron violadas y sus restos esparcidos por doquier por un grupo de dementes. Los otros despojos fueron encontrados algún tiempo después, pero los suyos nos llevó años hallarlos. Si no hacíamos esto su espíritu vagaría por toda la eternidad por estos caminos, en un continuo viaje hacia Larson, repitiéndose una y mil veces aquel horrible accidente en el puente que costó su vida. Nosotros, adelantándonos a los hechos, lo detuvimos antes de que llegara al puente, así poder al fin dar paz a su martirizada alma. La gente de esta región podrá al fin liberarse del espanto que provocaba el verlo -
El viejo González mientras tanto, sacaba de una bolsa que llevaba consigo, unos sucios huesos humanos que iba acomodando con cuidado dentro del féretro.
El espíritu de Rogelio Estrada había comprendido todo, y muy calmo asistía a la ceremonia de la colocación de sus restos mortales.
Una vez finalizada la tarea del viejo González, el fantasma se acomodó en el ataúd. Después de enterrado y colocada la cruz de madera en su lugar, los González oraron y procedieron a volver a su casa. Cuando iban por la mitad del camino, un tremendo rayo partió en dos el cielo y una luz azulada pareció ascender desde el cementerio abandonado hacia el mismísimo firmamento desapareciendo en breves segundos. Rogelio había hallado el camino....

Cesar Favio (Diago)
"

 
Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.5
votos: 2


Por favor tómese un segundo y vote por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo



OPINE: Deje algunas palabras para decirle al autor las reflexiones y opiniones que este texto le ha suscitado. No se vaya sin dejar su comentario. El objeto de este servicio es comenzar una charla e intercambiar ideas y sugerencias sobre diferentes temas.

Ayuda: Para ENVIAR UNA OPINIóN, presione el botón ENVIAR OPINION y escriba su comentario. Para RESPONDER a un comentario ya escrito, presione el enlace Responder a esto que aparece debajo de cada opinión. Puede enviar comentarios con su nombre de usuario, pero no en forma anónima.


"Login" | Registrarse | Entrar | 1 Opiniones enviadas. | Search Discussion
Puntos
Los comentarios son propiedad de quien los envió. Artnovela no se responsabiliza por su contenido.


No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese | Entrar


Re: EL VIAJE SIN RETORNO (Puntuación 0)
por Anónimo el Tuesday, 02 April a las 13:59:12
Bravo Cesar!!! Es un cuento excelente :) Graciela





¿Ya leyó el libro El lado oscuro de la luz? Contenido: Este libro ya no se imprime a demanda. Está descatalogado porque su contrato ha vencido. [ ...LEER MÁS / COMPRAR ]

Ver más libros y servicios:


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Artnovela presenta: LITERATURA EN ESPAÑOL. Títulos y autores escogidos en los géneros:
ensayos, relatos, poemas, ciencias humanas, ficción, literatura para niños y otros.




Inscribite a la CLÍNICA DE CUENTO Y NOVELA
DE GRACIELA SCARLATTO ESCRIBIENDO A gscarlatto@gmail.com




Artnovela Ediciones SRL es una empresa dedicada a prestar servicios editoriales a autores de habla hispana en todo el mundo. Información comercial: La sociedad está radicada y constituída en la República Argntina, ciudad de Buenos Aires, con inscripción en el Registro General de Justicia Nº 5803, libro 24, tomo - de SRL. Información fiscal: Responsable inscripto en ganancias. CUIT: 30-70978053-7. IVA exento. Si desea más información, visite nuestra sección de preguntas frecuentes.



NOTA :   Servicios de edición. Pasos para publicar un libro. Información completa de nuestros servicios de edición. Distribución a pedido o bajo demanda. Cronogramas de edición. Cómo publicar novelas, tesis, libros de relatos, poemas, ensayos académicos o de divulgación, literatura para jóvenes y niños. Temas: filosofía, historia, psicología y otras ciencias humanas. Derechos de autor y registro ISBN Estos temas reflejan las preguntas frecuentes a la hora de editar un libro. Público en general, escritores, periodistas, redactores, docentes y miembros de la comunidad científica que, hoy por hoy, evalúan las oportunidades que la industria editorial ofrece a nuevos autores de habla hispana necesitan respuestas a estas cuestiones. La comercialización del libro, el mercado editorial, la distribución y la conquista del público lector no son murallas infranqueables para un escritor; pero la industria ha cambiado, y con ella los actores sociales implicados; tampoco la literatura ha permanecido indemne... [ MÁS ]